No dejes de
Sonreir

Odontología conservadora en Murcia

Sonría por más tiempo

RESTAURAMOS TU SONRISA

Tus dientes como nuevos

La odontología restauradora tiene como finalidad tratar la pieza dañada mediante empastes y reconstrucciones para que ésta vuelva a recuperar su funcionalidad total.
Los materiales usados para este proceso son resinas y composites por su alta estética, adherencia al diente y no toxicidad.
Este proceso se puede llevar a cabo al tratar una caries, en casos de diastemas (dientes separados) o por rotura de la pieza al sufrir traumatismo.
El sistema a realizar es muy sencillo, bastaría con quitar la zona dañada de la pieza y sustituirla por este compuesto.

AHORA MÁS FÁCIL

Financiación

Estamos a tu lado

Somos una clínica familiar y muy cercana muy conscientes de la situación actual, por ello le invitamos a que entre y pregunte. Amoldamos cada presupuesto de forma individualizada.

Contamos con la colaboración con Bankia, ayudándonos a financiar su tratamiento en cómodas cuotas.

Odontología preventiva

LA PREVENCIÓN ES EL MEJOR TRATAMIENTO

Anticípese a los problemas

La odontología preventiva es casi más importante que la conservadora, puesto que es más sencillo diagnosticar una enfermedad al inicio de ésta que tratarla cuando ya se ha producido. Su finalidad es interponer barreras para que se produzcan dichas enfermedades bucodentales, en el caso de un diagnóstico precoz se minimizan las consecuencias y se simplifica el tratamiento.
Por ello, son tan importantes  las revisiones periódicas para realizar el diagnóstico y limpieza anual, y no acudir cuando ya padecemos molestias.

Empastes Dentales

TÉCNICA INNOVADORA

Elimina tus caries

Realizamos este tratamiento para reparar el daño que ha producido una caries dental o una fractura, para luego rellenarla con un material duradero y estético, “composite”. Este proceso rehabilita la anatomía dental para una apropiada estética, función de masticación y oclusión de los dientes.Lo habitual es que un empaste de composite, que es el material más utilizado, dure alrededor de unos 10 años. Esto no quiere decir que a los 10 años se deban cambiar, pero sí comprobar con radiografías y una correcta exploración bucal que los empastes se encuentran en buen estado y sin filtraciones.

Ir arriba